Malestares Físicos

Aunque las flores de Bach tienen como objetivo tratar a la persona y no a la enfermedad (equilibrando estados emocionales que no se encuentran en armonía), pueden auxiliar en la disminución de malestares físicos, ya que en diversas ocasiones la enfermedad está relacionada con un desequilibrio emocional.
  • Por ejemplo, en caso de:
    Adicciones (comer en exceso, alcoholismo, tabaquismo, drogas, compradores compulsivos, al juego, obesidad, bulimia y anorexia), cansancio, o agotamiento, desempeño sexual (eyaculación precoz, desenfreno, impotencia o frigidez), estrés y ansiedad, enfermedades crónicas (catarro, alergias, tos), conductas obsesivas o tics nerviosos, insomnio, vértigo, “shocks” o traumas, angustia por cambios (de etapa, de trabajo, de ubicación, etc.)